Andy Russell, el linebacker sobresaliente que fue una parte integral de la evolución de los Steelers de Pittsburgh, de eternos perdedores a campeones, ha fallecido. Tenía 82 años.

El equipo confirmó el sábado el deceso, sin que se haya revelado la causa o lugar.

Elegido en la 16ta ronda del draft de 1963, Russell ganó dos títulos del Super Bowl durante una carrera de 12 campañas en la NFL, interrumpida por una estadía de un par de años en las fuerzas militares.

Russell pasó 10 años como capitán del equipo y fue elegido siete veces al Pro Bowl. Sus compañeros eligieron a Russell el Jugador Más Valioso del club en 1971, una campaña en que el plantel incluía a miembros que terminaron en el Salón de la Fama, como Joe Greene, Mel Blount, Jack Ham y Terry Bradshaw.

“Andy fue parte de los cimientos de los grandes equipos de los Steelers en la década de 1970”, dijo el presidente del equipo Art Rooney II en un comunicado. “Fue uno de los pocos jugadores conservados por el entrenador Chuck Noll en el equipo después de que se convirtió nuestro entrenador en 1969. Andy fue capitán del equipo, y su liderazgo fue una parte crítica del desarrollo del entrenador Noll en los Steelers de los 70, lo que allanó el camino a cuatro campeonatos del Super Bowl”.

Tan inteligente como resistente, Russell y su número 34 fueron de lo poco digno de rescatar en una serie de equipos de los Steelers que terminaron cerca del último puesto de la liga durante la primera parte de su carrera.

Ello cambió en 1969, cuando Noll asumió como entrenador en jefe.

Noll “dijo: ‘Ustedes son buenas personas, van a ser buenos ciudadanos. Desafortunadamente no pueden correr suficientemente rápido ni pueden saltar suficientemente alto y voy a tener que reemplazar a la mayoría”, recordó Russell en 2006, en un número del Pittsburgh Quarterly.

Russell no figuró entre los reemplazados. Se convirtió en una piedra angular de la defensiva que ayudó a que la franquicia ganara cuatro veces el Super Bowl durante la década de 1970. Sin protagonismo, tuvo un currículum que sus compañeros consideran digno del Salón de la Fama.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *