La acumulación de aguas luego de un período de fuertes lluvias, inundaciones, desbordamiento de ríos y las condiciones de hacinamiento que se avistan en múltiples sectores del país son factores que suelen provocar el surgimiento de cuadros infecciosos en la población.

En tal sentido, la Sociedad Dominicana de Pediatría, la Sociedad Dominicana de Infectología, la Sociedad de Neumología y el presidente electo del Colegio Médico Dominicano, Waldo Ariel Suero, emitieron por separado una lista con recomendaciones para preservar la salud y evitar contaminación durante la fase posterior a las precipitaciones.

En estos momentos, el enfoque está centrado en evitar infecciones en el tracto respiratorio, en la piel e infecciones gastrointestinales, explicó la presidenta de la Sociedad de Infectología, Rosa Abreu.

Todos los especialistas coinciden en la importancia de que el agua para beber, cocinar y lavarse las manos sea segura. “Si no es posible el consumo de agua embotellada, se recomienda hervirla”, expresa la Sociedad de Pediatría a través de un comunicado.

Hay que evitar que los niños salgan a jugar en aguas estancadas; puede haber fuertes corrientes que los arrastren y pongan su vida en peligro, además, puede ser un foco de contaminación de leptospirosis, enfermedad que se transmite a través de la orina de las ratas.

Limpiar las azoteas y eliminar todos los posibles criaderos de mosquitos para evitar el resurgimiento de casos de dengue o malaria.

“En estos días, el panorama favorece al incremento de enfermedades tales como: dengue, malaria, cólera, diarreas, leptospira, enfermedades de vías respiratorias, de la piel, tétanos”, indicó Waldo Ariel Suero, quien hizo un llamado al Ministerio de Salud Pública para que incremente las informaciones y orientaciones preventivas a la población, en todos los niveles sociales.

El lavado de manos con agua y jabón con frecuencia es esencial, especialmente antes de comer y después de ir al baño.

Después de las inundaciones, es común que aumente la población de mosquitos y otros insectos. Es preciso eliminar los escombros y los objetos que puedan albergar agua.

Asimismo, si un niño o adolescente presenta algún síntoma, como fiebre, diarrea, vómitos u otros problemas de salud, consultar a su pediatra

Infecciones respiratorias

Con el fin de prevenir cuadros virales respiratorios asociados con el fenómeno atmosférico que azotó al país, la Sociedad de Neumología y Cirugía de Tórax recomienda mantener el lavado de manos frecuente con agua y jabón antibacterial, cubrirse la boca al toser y usar toallas de papel para contener las secreciones respiratorias y botarlas a la basura después de su uso.

De igual modo, usar tapabocas en caso de presentar cuadros virales, evitar permanecer en espacios reducidos con gran número de personas y no recurrir a la automedicación.

Vacunas

Tanto las sociedades de Pediatría como Infectología solicitan verificar los esquemas de vacunación y reforzarlos o completarlos en caso de que no estén al día.

“Hay que vacunar tanto a niños, de acuerdo al esquema que les toque por edad o aplicar los refuerzos, e igual en la población adulta”, recalcó Abreu.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *