Con la sensible baja de su portero Guillermo Ochoa, México buscará levantarse de la lona el martes cuando reciba a Honduras en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Naciones de la CONCACAF y cuyo ganador se clasificará a la Copa América del próximo año.

Ochoa, quien había sino inamovible en el arco mexicano desde el Mundial de Brasil 2014, se lesionó en el arranque del partido de ida, uno en el que el Tri fue superado en todas las líneas al sucumbir 2-0 ante los catrachos.

Ahora, el equipo dirigido por Jaime Lozano necesita imponerse por un idéntico marcador para forzar el alargue o por diferencia de tres sin recibir goles en casa porque ese es el primer criterio para desempatar una serie.

“Lamentablemente no pudimos dar el mejor partido y la mejor cara. El equipo está consciente y tiene una espina muy clavada, pero lo veo con ganas de que llegue al martes. Va a ser un partido totalmente distinto”, dijo Lozano. “Vamos a cambiar muchas cosas y el resultado será otro”.

Un cambio obligado será el de Ochoa, quien sufrió una lesión en el hombro derecho y quedó descartado para la vuelta. Luis Malagón, quien lo relevó ante Honduras en la ida, se perfila como el arquero titular para el martes.

Otras variantes serían los ingresos de Uriel Antuna por Orbelín Pineda en el mediocampo, de Julián Araujo por Jorge Sánchez como lateral derecho y Luis Chávez por Luis Romo en la zona de contención. Pineda, Sánchez y Romo fueron intrascendentes en la ida.

El revés ante Honduras fue apenas el segundo en 11 partidos que Lozano lleva al frente de la selección mexicana. En la Copa de Oro, el Tri perdió ante Qatar, pero usando un cuadro alterno porque el equipo había clasificado a la segunda ronda.

“Estamos como la mayoría de los mexicanos, tristes por el resultado. No estuvimos a la altura, pero es mejor que nos pase para abrir los ojos a la realidad”, dijo el volante de marca Edson Álvarez. “No vamos a buscar excusas, somos responsables de lo que pasó. Ellos nos ganaron por quererlo un poco más”.

Si México no logra una remontada no sólo quedará fuera anticipadamente de la Liga de Naciones, sino que deberá ir a un repechaje para buscar su pasaje a la Copa América.

Únicamente los semifinalistas del torneo pasan directo al torneo que se realizará el próximo año en canchas de Estados Unidos.

“Hay que darle ya la vuelta a la página. No fue nuestro día y ellos salieron en un día bueno, ahora tenemos que aprovechar la oportunidad de jugar en casa para salir adelante”, dijo el delantero Hirving Lozano.

Con el colombiano Reinaldo Rueda al frente, Honduras accedió a los cuartos de final luego de dejar en el camino a Granada y Cuba.

“Sacamos adelante los primeros 90 minutos, pero sabemos que nos quedan otros 90 por delante para lograr el objetivo”, dijo Rueda, quien tomó las riendas a finales de julio. “Este juego define el cupo, debemos mantener la concentración alta porque será un partido de mucha intensidad”.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *