El economista neoliberal Javier Milei ganó la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Argentina este domingo. Obtuvo el 55 % de los votos y superó por 11 puntos al candidato oficialista, el ministro de economía, Sergio Massa.

Luego de conocerse los resultados, Javier Milei salió a dar su discurso. Se paró en el centro del escenario, delante de una pantalla que proyectaba una suerte de medalla con el texto Presidente Electo de la República Argentina y la Casa Rosada, la casa de gobierno en el centro.

“Hoy comienza la reconstrucción de Argentina. El modelo de la decadencia ha llegado a su fin. No hay vuelta atrás. Basta del modelo empobrecedor de la casta, hoy abrazamos la libertad para volver a ser una potencia mundial», sostuvo Milei en su primer discurso ante una multitud fervorosa.

El economista, de 53 años, advirtió que el estado de la economía del país es muy delicado.

“Que se entienda bien: la situación de Argentina es crítica. Los cambios que nuestro país necesita son drásticos. No hay lugar para gradualismo. No hay lugar para la tibieza. Si no avanzamos rápido con los cambios estructurales que la Argentina necesita nos dirigimos derecho a la peor crisis de toda nuestra historia”, aseguró.

Con una inflación anualizada de 143 % y un 40 % de la población viviendo en la pobreza, los argentinos se inclinaron por las promesas de cambio y el discurso en contra de la clase política del antisistema Milei.

“Tenemos problemas monumentales: la inflación, el estancamiento, la falta de empleo genuino, la inseguridad, la pobreza y la indigencia. Problemas que solo tienen solución si volvemos a abrazar las ideas de la libertad«, dijo en su discurso.

Miles de personas se desplazaron del comando de campaña hacia el Obelisco de Buenos Aires para celebrar el triunfo de Milei con banderas amarillas y con figuras de león, símbolo del presidente electo y de su partido La Libertad Avanza.

«Estamos cansados del peronismo. Milei es un desconocido, pero mejor un loco que un ladrón», señaló Nacho Larrañaga, de 50 años, que vestía una bandera argentina como capa.

Kevin, 25 años, comerciante contó a RFI sus esperanzas a partir de esta nueva etapa. “Cambiará todo para mi futuro porque yo quiero progresar. Hoy en día, todo es difícil. Comprarse una casa es algo de otro mundo”

“Estoy feliz, hay esperanza, sé que ahora va a venir un cambio, el que nos merecemos como país y como ciudadanos, y sobre todo defender la soberanía. Es una lástima, muchos han destruido los derechos de este país”, aseveró Agustina, 26 años, enfermera, entrevistada por Natalio Cosoy.

Por su parte, Sergio Massa reconoció la derrota, y dijo que a partir de ahora la responsabilidad es de Milei.

“Los argentinos eligieron otro camino y desde mañana la responsabilidad, la tarea de dar certezas, de transmitirles garantías sobre el funcionamiento político, social y económico de la Argentina es responsabilidad del nuevo presidente, del presidente electo, y esperamos que así lo haga”.

El diez de diciembre será cuando Milei asuma el gobierno. Hasta entonces, será un desafío compartido entre la actual gestión y la del presidente electo, realizar una transición ordenada.

Y luego, será el inicio de un gobierno inédito para Argentina, comandado por un nombre sin experiencia en cargos ejecutivos y con ideas profundamente disruptivas.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *