Este domingo 19 de noviembre los argentinos acudirán a las urnas para elegir a su próximo presidente, entre el oficialista Sergio Massa y el neoliberal Javier Milei. Pero entre las denuncias de fraude en la primera vuelta y el alto porcentaje de indecisos, aún no se sabe quién cantará victoria.

En este cierre de campaña, aparecieron denuncias de La Libertad Avanza, el partido de Javier Milei, sobre supuestas irregularidades que se cometieron en la primera vuelta, informa nuestro corresponsal en Buenos Aires, Natalio Cosoy.

Denuncias de fraude

En efecto, presentaron una denuncia a la justicia electoral diciendo que, en la primera vuelta, según denuncias anónimas que no pudieron respaldar con pruebas, la Gendarmería Nacional, una de las fuerzas de seguridad del país que acompaña con seguridad a los comicios, hizo cambios de boletas y modificó las urnas antes de que llegaran para ser evaluadas y contabilizadas.

Una idea que fue rechazada por la justicia electoral y también por el Gobierno, que salió a decir que va a denunciar a La Libertad Avanza por esta denuncia supuesta de fraude. Según afirma nuestro corresponsal, las elecciones en Argentina están muy bien organizadas y con muchos controles para que no sucedan fraudes.

El rol de los indecisos

Por otra parte, cabe subrayar que hay un porcentaje importante de indecisos que será clave en el resultado de los comicios. Un porcentaje tan grande de indecisos, entre 4 y 10% según las encuestas, es algo inédito para Argentina.

Este fenómeno se debe a que, en algún punto, ninguno de los candidatos termina de convencer a vastos sectores de la población. El candidato oficialista Sergio Massa es ministro de Economía en un país donde la economía se enfrenta a graves problemas, y el otro candidato, Javier Milei, llega con una propuesta que para muchos termina siendo un salto al vacío.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *