El pueblo de Sabana Larga en la provincia San José de Ocoa, llora a Gregorio Salvador Castillo Ortiz, un joven de 32 años, quien murió tras el colapso del puente Las Vacas en la misma comunidad.

El joven que era empleado del Ayuntamiento vivía cercano al puente  y a eso de las 3:00 de la madrugada de este sábado se disponía a dar la voz de alerta a la comunidad debido a movimientos y prolongados socavones que iba dejando el aumento del caudal del Arroyo Las Vacas.

A esa hora de la madrugada habían unas 15 personas sobre el pasadizo y cuando cayó de un extremo la mayoría logró salvar su vida, pero Gregorio se fue con el derrumbe, informó la familia del occiso.

Fue pasadas las 4:00 de la tarde de este sábado cuando a varios kilómetros del puente fue encontrado el cuerpo sin vida del joven, quien deja una hija menor en la orfandad.

Cientos de personas de la comunidad y de otros pueblos bordean el puente destruido. La pareja de la víctima, Laura Rausell González, de 30 años, sufrió lesiones en ambas piernas tras el colapso y ahora es atendienda en un hospital de Santo Domingo, informaron lugareños. 

La casa de Gregorio está llena de gente. La familia lamenta bajo lágrimas la situación.

«Él era un hijo de la comunidad. Cuando llegan este tipo de eventos el siempre estaba colaborando y justamente se levantó para ver en que podía ayudar al sector.

Según Diario Libre pudo observar, la característica de la tierra en San José de Ocoa es arenosa. Este tipo de material tiende a ceder muy fácil a las inundaciones y mucho más en zonas altas como esta localidad.

San José de Ocoa está bajo alerta roja. Derrumbes, inundaciones y colapsos de viviendas ha dejado el disturbio tropical que incide sobre República Dominicana. 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *