El hospital Jaime Soliver Pino, situado en el sector Kennedy de San Pedro de Macorís, enfrentó una situación de inundación la noche del pasado sábado, a causa de los intensas lluvias que afectaron al país.

El director del centro de salud, el doctor Juan Francisco Valoy, informó que tras la emergencia, al día de hoy, el nivel del agua ha disminuido en el centro de salud. «Alrededor de dos pies de agua ingresaron al hospital. El agua alcanzaba la altura de la rodilla en todo el interior de la primera planta», explicó.

Aseguró que, internamente, el nivel del agua ha descendido, dejando atrás escombros, basura y lodo que han dejado el centro en condiciones insalubres.

El director destacó la existencia de un sótano de aproximadamente 700 metros cuadrados que aún se encuentra totalmente inundado. Se comprometió a trabajar en la limpieza y seguridad del personal y los pacientes presentes en el centro. 

Reconoció la importancia de garantizar la alimentación del personal que trabaja en diferentes turnos y señaló la necesidad de gestionar la forma de los cambios de personal, dado que las áreas circundantes del hospital permanecen inundadas.

A pesar de los desafíos, el Dr. Valoy enfatizó que el hospital seguirá brindando servicios a los 46 pacientes internos. Aseguró que, a pesar de la situación, atenderán las necesidades de la comunidad.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *