Con un gol de Anthony Lozano en el primer tiempo y otro de Bryan Róchez en el segundo, Honduras sacó ventaja ante México en la lucha por un boleto a la Copa América, al imponerse el viernes por 2-0 en el encuentro de ida de la Liga de Naciones.

El “Choco” Lozano dio la ventaja a los locales a los 29 minutos, cuando recibió un balón largo y elevado que le prodigó Luis Palma. El delantero del Getafe controló con el pecho y definió de manera magistral: sutil y bombeado con la parte externa del botín derecho ante la salida del arquero Luis Malagón, quien unos momentos antes había sustituido a Guillermo Ochoa.

Un choque entre Lozano y Ochoa a los 6 minutos provocó una lesión en el brazo derecho al guardameta del Salernitana, quien continuó en el arco un cuarto de hora hasta que desistió. Más adelante se le vio en la banca tricolor con un cabestrillo.

Lozano estuvo cerca de ampliar la ventaja a los 32, cuando remató a un par de metros de Malagón. El portero del América logró tapar con el cuerpo el disparo.

De cualquier modo, Honduras supo obtener el tanto en el complemento de un encuentro que dominó claramente ante la inoperancia ofensiva de los dirigidos por Jaime Lozano, que no tuvieron una sola aproximación clara sobre el arco de Edrick Menjívar

Róchez culminó otra buena jugada colectiva de los Catrachos a los 71. Recibió una diagonal retrasada, se dio la media vuelta y marcó con un derechazo.

El encuentro de vuelta se realizará el martes en el Estadio Azteca. México está obligado a ganar por 3-0 para avanzar de forma directa a la Copa América. Un resultado de 2-0 en favor de los anfitriones obligaría a disputar prórroga e incluso penales. El gol de visitante funciona como criterio de desempate.

El ganador avanzará a las semifinales de la Liga de Naciones de la CONCACAF y a la Copa América que se realizará el año próximo en Estados Unidos. El derrotado tendrá todavía la oportunidad de disputar un repechaje para obtener uno de los dos boletos al certamen continental.

El partido dio inicio con un equipo mexicano que partía como favorito. Los primeros minutos de juego fueron equilibrados, el balón se mantuvo en el medio del campo por ambas escuadras, sin que se inquietara a ninguno de los porteros.

La salida de Ochoa y el tanto de Lozano ensombrecieron repentinamente el encuentro para los visitantes, que acto seguido quisieron proponer el partido, pero los hondureños se pararon bien en el campo sin permitir que el Tri desarrollara su juego prácticamente en un solo momento del cotejo.

Honduras tuvo la opción de aumentar el marcador en una jugada de Palma que desde la banda izquierda mandó un tiro bombeado que dejó sin posibilidades al arquero Malagón, pero fue cabeceado en la línea de meta por un defensor mexicano.

Para el segundo tiempo Lozano hizo ingresar a Uriel Antuna por Orbelín Pineda, pero el juego continuó la misma tónica.

A los 65 minutos, el técnico hondureño Reinaldo Rueda movió sus piezas y envió a Róchez por Lozano, así como a Alberth “Panterita” Elis por Rigoberto Rivas.

En contraste con su colega mexicano, el entrenador originario de Colombia acertó con los cambios.

El segundo gol hondureño llegó en una incursión de Jorge Álvarez por la banda izquierda. Vino el pase de la muerte a Róchez y el jugador del Leiria de la segunda división portuguesa controló en el área, giró y disparó al fondo de la red.

Honduras y México llegaron a la etapa de cuartos de final en situaciones muy diferentes. Los mexicanos lo hicieron de forma directa al igual que Canadá, Estados Unidos y Costa Rica. Por el contrario, Honduras clasificó segundo del grupo B con siete puntos.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *