La crecida de Arroyo Blanco, producto de las torrenciales lluvias que afectan el territorio nacional desde la madrugada del sábado 18 de noviembre, alteró la paz de los habitantes del sector Los Ranchitos en la Provincia San José de Ocoa.

Al menos dos viviendas sufrieron graves daños en su estructura cuando el caudal del arroyo arrastró el muro de piedras que ofrecía soporte al terreno sobre el cual fueron construidas. Defensa Civil activó cuatro refugios en la zona y dispuso un grupo de voluntarios para servir a los damnificados.

Te puede interesar

En fotos: Lluvias causan inundaciones en San José de Ocoa

San José de Ocoa en rojo: Vehículos atascados por derrumbes y ríos penetran a carretera

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *