El Banco Central compartió ayer los detalles del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en el que señala que la inflación interanual se ubicó en un 4.35 %, manteniéndose en su rango meta de 4.0 %± 1.0 %, con una variación mensual de 0.22 %. La proyección indica que se mantendrá en su parámetro hasta el próximo año.

Para octubre del 2022, la inflación interanual fue de 8.24 %, la cual ha ido disminuyendo paulatinamente.

La entidad monetaria resaltó que los modelos de su sistema de pronósticos macroeconómicos indican que tanto la inflación general como la inflación subyacente permanecerían dentro del rango en lo que resta de 2023 y hacia el 2024, es decir, en el horizonte de la política monetaria.

Al detallar los datos interanuales -comparados entre octubre de 2022 a igual mes del 2023- por renglones de servicios o productos hubo un aumento en el costo de los de mayor incidencia en la canasta familiar.

En ese sentido, alimentos y bebidas no alcohólicas registró una subida de un 8.48 %, bienes y servicios directos 7.21 %, restaurantes y hoteles 7.07 % educación 6.40 %. Mientras que los servicios de salud y bebidas alcohólicas y tabaco subieron un 4.88 % y 4.84 %, respectivamente, entre otros.

Las razones de las variaciones, de acuerdo con el documento explicativo,  responden a varios factores externos e internos, como el alza de los precios de los pasajes aéreos que inciden en el desempeño de varios sectores comerciales y de servicios y el reajuste en los precios de algunos servicios de participación indirecta en los sectores comerciales, por ejemplo, la preparación de alimentos cocidos.

Impacto en el sector transporte

Explica que la tasa de variación de un 0.46 % en el índice de precios del grupo transporte obedece principalmente a las alzas de precios verificadas en los pasajes aéreos (8.25 %), reparación de vehículos (2.67 %), servicios de pasaje en motoconcho (1.95 %), servicio de pasaje en carro público (0.37 %) y automóviles (0.21 %).

En sentido contrario, aportó a la variación el registro de un -0.39 % en los precios del servicio de taxi, incidiendo en que el crecimiento del índice de este grupo no fuese de mayor magnitud, dice.

En relación con el IPC del grupo de bienes y servicios directos la variación fue debido a los aumentos de precios de los servicios y bienes de cuidado personal en un 0.65 % y un 0.33 %, respectivamente.

En tanto que la inflación de restaurantes y hoteles responde, esencialmente, al aumento de los precios de los servicios de comidas preparadas fuera del hogar como plato del día (0.40 %), servicio de víveres con acompañamiento (0.31 %) y servicio de pollo (0.30 %).

¿Cuáles renglones bajaron

Según la información de la entidad reguladora, al menos dos grupos de bienes y servicios disminuyeron:

Comunicaciones (-2.95 %) Prendas de vestir y calzado (-1.18 %)

De hecho, estas áreas no son de alta incidencia en los parámetros de medición de la inflación. El Banco explica que la participación de ambos sectores son de las de menores aportes en el seguimiento de la inflación general.

La información mensual por regiones geográficas  muestra que el índice de precios de la región Ozama, que comprende el DN y la provincia Santo Domingo, varió un 0.24 %, en la parte norte 0.22 %; este 0.24 % y en sur 0.13 %.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *