La vía que comunica la provincia San José de Ocoa, desde la carretera Sánchez, hasta el municipio cabecera desnuda una vez más sus debilidades ante situaciones de insistentes lluvias en esta localidad del sur colocada en alerta roja junto a otras 10 más.

El canal bajo el puente Abey  en la comunidad agrícola La Mallita subió sobre la carretera y ha ocupado una superficie de más de 150 metros con fuertes corrientes de agua.

Esta situación ha provocado que decenas de vehículos den reversa hacia Santo Domingo y los que están del otro lado hacia el pueblo de Ocoa.

Los daños a las plantaciones de café, yuca, aguacate, mango, plátanos y otras productos lucen incalculables.

Todavía hay algunos campos que tienen energía eléctrica, sin embargo, otros pueblos reportan la desconexión por parte de la empresa Edesur. 

Otro punto preocupante es la loma próxima al puente Ranchito. Este zona fue cortada en forma de V cuando fue construida la carretera y ahora la presión de la lluvia ha generado toneladas de escombros de piedra que van directamente a la vía.

Aquí decenas de vehículos se han deslizado, haciendo esfuerzos para dirigirse hacia Santo Domingo y viceversa.

En la zona se han visto miembros de la Dirección General de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett), también, efectivos de la Policía Nacional y  autoridades municipales como el alcalde por el municipio de Ocoa, Aneudy Ortiz Sajiún. 

El río Arroyo Blanco tras el aumento de su caudal se llevó a su paso varias viviendas que estaban en la orilla. 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *