En República Dominicana hay al menos 29 fiduciarias que se encuentran supervisadas por alguna de las entidades reguladoras oficiales. Sin embargo, hay otro segmento que, aunque opera bajo un «esquema de auto regulación transparente», necesitan un marco normativo que fortalezca su función. 

El superintendente de Bancos, Alejandro Fernández W., informó que el Congreso Nacional está conociendo algunas iniciativas de ley para fortalecer el marco regulatorio de la figura del fideicomiso, como dispuso el Poder Ejecutivo, y desde la entidad que dirige se trabaja en un departamento exclusivo para supervisar las fiduciarias filiales de entidades financieras. 

En el marco de la celebración del XXXII Congreso Latinoamericano de Fideicomiso (Colafi), Fernández destacó que la revisión del marco regulatorio de dicha figura contempla; primero, la modificación y actualización de la Ley de Fideicomisos y segundo, la creación de un marco regulatorio particular para el fideicomiso público, a través de la Ley 28-23, bajo estándares de transparencia y mejores prácticas internacionales.

En ese orden, compartió con el público internacional que participó en el encuentro que de las 29 fiduciarias constituidas y registradas en la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), cuatro son supervisadas por la Superintendencia por ser filiales de grupos bancarios, sin incluir una asociación de ahorros y préstamos que también provee servicios fiduciarios.

Te puede interesar

¿Dónde invertir por primera vez en el mercado de valores dominicano?

Agregó que otras tres de las fiduciarias están inscritas en la Superintendencia del Mercado de Valores, lo que las habilita para gestionar fideicomisos de oferta pública.

En su conjunto, las fiduciarias administran 1,200 fideicomisos, con activos que superan los 311,000 millones de pesos -unos 5,400 millones de dólares-, indicó Fernández en el Colafi que se celebra por tres días en el país.

Al conversar sobre la regulación y los avances expresó: «En los primeros doce años de vigencia, el sector fiduciario ha tenido un impacto importante sobre el mercado de valores, el sistema financiero y sobre la economía real».

Algunos datos del sector

Asimismo, señaló que la Ley 189-11 que instituye el fideicomiso en la República Dominicana marcó un hito para el sistema financiero y la economía nacional, contribuyendo al desarrollo de varias arias económicas.

El mercado de capitales, con el reglamento de los fondos de inversión, los fideicomisos de oferta pública y las titularizadoras.

Fernández informó que en el caso de los fondos de inversión, la Superintendencia del Mercado de Valores (SIMV) tiene registradas doce Sociedades Administradoras de Fondos de Inversión (SAFI) que gestionaban 67 fondos, con 183,726 millones de pesos en patrimonio neto.

Reveló que al 31 de octubre estos fondos contaban con 36,943 aportantes, según los reportes de la SIMV.

Además, hay siete fideicomisos de oferta pública, que se dividen en tres de renta fija y cuatro de renta variables. «Esto incluye el fideicomiso RD Vial, con 24.6 millones de pesos en circulación.

El superintendente aseguró que es la emisión de renta variable más grande del mercado de valores, excluyendo las emisiones diferenciadas del Ministerio de Hacienda y del Banco Central

Rosanna Ruiz, presidente ejecutiva de la Asociación de Bancos Múltiples de la República Dominicana (ABA), consideró que la estrategia regulación que aplicará la SB a las fiduciarias de la banca debe desarrollarse dentro de un enfoque de supervisión basado en riesgos.

Según Ruiz, esta medida generará mayor confianza entre todos los actores y participantes del sector, aportando más confianza para los nuevos inversionistas que prefieren invertir con el respaldo de un tercero.

La ejecutiva celebró el crecimiento de los fideicomisos y comentó que se han convertido en un instrumento que está de dentro de las tendencias financieras, no solo a nivel local, sino en Latinoamérica. 

La asociación de fiduciarias respalda la regulación directa

El presidente ejecutivo de la Asociación de Fiduciarias Dominicanas (Asofidom), Christian Molina, destacó los esfuerzos realizados por el gremio en los últimos tres años para mejorar el marco normativo en el desarrollo de la figura fiduciaria en República Dominicana.

Al conversar con Diario Libre, precisó que el impacto de RD Vial supone un reto para el sector porque agrega responsabilidad y nuevos retos para los entes reguladores.

Al referirse sobre la revisión de las normar del sector, dijo la Asofidom forma parte de la Comisión Consultiva encargada de modificar la Ley 189-11 y abordar diversos aspectos, como el aspecto fiscal, para fomentar el desarrollo del fideicomiso en sus diferentes formas.

Para Molina, la importancia de una supervisión más segregada para todas las fiduciarias radica en que cada figura de fideicomiso es de autorregulación por contar con aspectos legales particulares por proyecto, es decir, que si hay dos fideicomiso inmobiliario cada uno tiene su propias reglas.

En fusión de esa temática de gestión, subrayó el papel que desempeñaría un marco legal sólido que de apertura a formular cómo debe realizarse la supervisión, sanciones y esquema normativos generales.

En ese orden, el presidente de la entidad privada que agrupa a 10 de las fiduciarias que gestionan en el país reconoció que ya existen términos claros del esquema fiduciario, pero que hace falta mayor enfoque debido al crecimiento de la figura, sobre todo en el sector inmobiliario.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *