Las lluvias torrenciales de los últimos días en Bélgica han provocado importantes inundaciones que han obligado este jueves a evacuar a unas veinte personas en varias localidades de Flandes Occidental y a cerrar la navegación del canal entre las localidades de Gante y Terneuzen (Países Bajos).

En los municipios de Noordschote y Reninge, en Flandes Occidental, estaba previsto evacuar hoy a una veintena de personas, después de que se adoptara la misma decisión el miércoles en relación con 25 viviendas situadas en los pueblos de Woomen y Merkem.

También en Flandes oriental se ha alcanzado el nivel de alerta por lluvias y se ha declarado el plan de catástrofe provincial, informó la radiotelevisión flamenca VRT.

Desde la semana pasada, cuando comenzaron las lluvias, las autoridades belgas trabajan junto con las de los Países Bajos y Francia para tratar de drenar agua de los ríos de Flandes a un ritmo acelerado debido al mal tiempo.

Este jueves por la noche la esclusa de la localidad de Terneuzen, en Países Bajos, será cerrada a la navegación para ayudar a la evacuación de agua a través del canal que une Gante y Terneuzen, según anunció la agencia que gestiona las vías navegables en Flandes (Vlaamse Waterweg).

«Las inundaciones en Flandes Occidental y Oriental son importantes y todas las autoridades implicadas están haciendo inmensos esfuerzos sobre el terreno para evitar que la situación empeore», explicó la ministra flamenca de Movilidad, Lydia Peeters.

Te puede interesar

Bélgica pide a sus nacionales que abandonen Líbano «lo antes posible»

«La cooperación internacional ha hecho una contribución significativa al control de inundaciones en los últimos días y no debe subestimarse. Gracias a esta cooperación podremos desviar una cantidad importante de agua desde el norte de Francia, a través del Lys y el Alto Escaut, hacia Terneuzen», señaló la ministra regional. 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *