El consultor ambiental Felipe Ditrén informó este viernes que alrededor de la mina de larimar, ubicada en el municipio La Ciénaga, de la provincia Barahona, se ha establecido una colonia de haitianos donde la insalubridad se ha descontrolado.

El Ministerio de Energía y Minas (MEM) cerró el pasado martes esa mina luego de que Salud Pública determinara que de allí emana la mayor contaminación que ha dejado como resultado un brote diarreico agudo y el fallecimiento de varias personas.

«La comunidad ha realizado asentamientos improvisados, en su mayoría inmigrantes haitianos, sin ningún tipo de criterio, realizan su vida cotidiana cercana a los pozos», manifestó Ditrén.

Agregó que desde hace unos meses se ha estado registrando esta situación, específicamente en La Colonia y Bahoruco.

En ese sentido, dijo que los niños de pocos años que viven en estos asentamientos son los más vulnerables debido a que tienen un contacto más cercano a escenarios no saludables que podrían resultar en contraer parásitos o infecciones muy fácilmente.

Salud Pública analiza las aguas

Un personal de Salud realiza los análisis de lugar a las aguas de ríos, canales y acueductos de dicha comunidad tras el derrumbe que produjo el colapso del acueducto de la zona, dejando a un 30 % de la población sin servicio de agua.

Carlos Suero, encargado de Comunicaciones de Salud Pública, dijo que la comunidad afectada de La Ciénaga, está reclamando el restablecimiento del acueducto y la intervención de la Dirección General de Migración (DGM) respecto al tema haitiano, para que estos extranjeros sean sacados de esta zona, por entender que son los responsables de la insalubridad rampante.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *