Los trabajos del nuevo Centro de Retención Vehicular, que construye el Ministerio de Vivienda (Mived), continúan a paso lento y este año para la obra cuyo costo estimado es de 508.1 millones de pesos solo se han desembolsado 288,889,470.0 pesos y en el último trimestre, 51,889,470.01 pesos, de acuerdo a los “Informes de Seguimiento y Presupuesto a los Programas del Trimestre julio-septiembre de 2023”, que están colgado en la web de la institución.

En total, el Mived ha hecho las erogaciones al Consorcio Lubarbati VMA, empresa a cargo de la construcción del proyecto y, contrario a lo estimado por las autoridades, la obra no estará lista para diciembre de 2023 como se había informado inicialmente, tomando en consideración los pocos avances que se pueden ver.

https://resources.diariolibre.com/images/2023/11/15/centros-de-retencion-vehicular.png

Esta obra se levanta para sustituir el Centro de Retención de Vehículos de la avenida Monumental, conocida como el “Canódromo El Coco”, donde son llevados los vehículos fiscalizados y retenidos por la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett).

Diario Libre pudo constatar que se ha avanzado en la construcción del edificio, pero no lo suficiente, y todavía se trabaja en la habilitación del terreno.

Dos años de trabajo

El nuevo centro de retención se levanta próximo a la comunidad El Pedregal, La Cuaba, en el municipio Pedro Brand.

El contrato para la construcción se hizo mediante el proceso de licitación INVI-CCC-LPN-2021-0005, del 23 de agosto de 2021 y, aunque inicialmente se estableció un tiempo de entrega de 18 meses, una de las adendas a que fue sometido el contrato bajó ese tiempo a 12 meses.

Los trabajos de construcción iniciaron hace  más de dos años y se han concentrado en el levantamiento del edificio que alojará las oficinas y en el movimiento de tierra en el área de 120,706 metros cuadrados que comprende el proyecto de los terrenos que eran propiedad del Consejo Estatal del Azúcar (CEA).

Conforme los planos del proyecto, constará de un edificio administrativo, torre de vigilancia y garita de seguridad, pabellón y comedor, taller de mecánica y estación de combustible, área de subasta, edifico docente y una cancha multideportes.

También tendrá un depósito de motores con capacidad para 4,749 unidades y otro vehicular para 532 unidades.

No sería depósito de “chatarras”

El nuevo Centro de Retención Vehicular no sería un depósito de los vehículos y motocicletas retenidos por la Digesett en el Canódromo El Coco. De acuerdo a las informaciones suministradas por el exdirector del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte (Intrant), Hugo Beras, funcionaría mediante un proceso de pago y retiro, que se actualizará de forma automática, para que el ciudadano salde la multa pendiente, acceda al parqueo asignado a retirar su vehículo y, por último, presente un volante de pago a las autoridades militares, que estarán en la garita de seguridad, para que le permitan salir. En caso de que los propietarios no reclamen los automóviles en 90 días entrarían en un proceso de subasta pública.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *