El dominicano José Alba, un exempleado de una bodega de Manhattan que fue acusado infamemente de asesinato, luego de haber apuñalado en defensa propia a un cliente que entró agresivamente al negocio donde trabajaba, interpuso una demanda contra el fiscal de Manhattan y el Departamento de Policía de Nueva York por discriminación racial.

Alba, asesinó a puñaladas a un hombre afroamericano en julio de 2022, en una pelea que se produjo dentro de la bodega Blue Moon, luego de que este entrara al área del mostrador y lo atacara por una funda de papas fritas.

El dominicano afirmó que fue acusado de asesinato en segundo grado y soportó días encerrado en Rikers Island debido a la persecución de “equidad racial” en el sistema de justicia penal de Manhattan, según la demanda presentada por Alba en el Tribunal Federal de Manhattan, según datos publicados por el New York Post.

Los hechos

El 1 de julio de 2022, Alba, un inmigrante dominicano de 61 años, apuñaló varias veces a Simón, un hombre de 35 años, en la bodega de Harlem, después de que el trabajador empleado discutiera con la novia de su atacante porque ella no podía pagar una bolsa de patatas fritas, según reveló un vídeo captado por la cámara de la bodega.

El ex convicto se acercó a Alba desde detrás del mostrador y lo empujó, lo que provocó una pelea que terminó con la muerte de Simón y el arresto del empleado, luego de que este llamara a la policía.

Sobre la demanda

A pesar de las afirmaciones de Alba de que los hechos ocurrieron en defensa propia, el fiscal de Manhattan acusó a Alba de asesinato en segundo grado y solicitó que se fijara una fianza de 500,000 dólares, aunque un juez la redujo a 250,000 dólares.

Alba, incapaz de pagar la exorbitante tarifa de la fianza, fue enviado a Rikers, donde soportó “condiciones inhumanas e inconstitucionales”, según la demanda.

Alba y sus abogados anunciaron planes para demandar en febrero de este año, pero retrasaron la presentación del caso hasta septiembre mientras intentaban negociar un acuerdo previo a la demanda, que resultó infructuoso, dijo Rich Cardinale, abogado del extrabajador de la bodega.

Alba busca daños compensatorios y punitivos, que serán determinados por un jurado, dijo Cardinale. En los documentos judiciales no se menciona ningún precio.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *