Un total de 11,240 personas han muerto como consecuencia de la ofensiva militar israelí sobre la Franja de Gaza, según el último balance publicado por el Ministerio de Sanidad gazatí, controlado por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás).

El subdirector general del Ministerio de Sanidad, Ismail al Thawabta, ha informado de diez muertos entre niños, bebés, pacientes y heridos que no han podido ser atendidos adecuadamente en el Hospital Al Shifa por el cierre de sus quirófanos por falta de combustible para alimentar los generadores eléctricos de emergencia.

Estos datos han sido publicados por el Gobierno de Gaza, ya que el Ministerio de Sanidad ha dejado de actualizar sus datos de forma independiente este fin de semana tras perder el contacto con varios de los hospitales de Ciudad de Gaza debido a los ataques israelíes.

Al Thawabta ha recordado que todas las comunicaciones terminarán el próximo jueves debido a la falta de electricidad y ello permitirá «ocultar al mundo todos los crímenes de Israel» y «agravará» la crisis humanitaria, según informa la televisión panárabe Al Yazira.

Por ello ha pedido que se permita la entrada de combustible a través del paso de Rafá, que comunica el enclave palestino con Egipto. «Hay que abrirlo totalmente», ha apuntado. Al Thawabta ha acusado a la comunidad internacional y especialmente a Estados Unidos por los «crímenes contra los civiles».

El balance incluye además 41,120 viviendas destruidas y 94 edificios públicos, 71 mezquitas y 253 escuelas dañadas en los bombardeos. Además, hay pérdidas directas en la agricultura por valor de 181 millones de dólares. El 25 por ciento de las explotaciones agrarias también han quedado destruidas.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *