Si con su doblete de plata en los Juegos Olímpicos de Tokio  Marileidy Paulino trepó a la cabeza del ranking  entre las atletas dominicanas con lo conseguido este 2023 ha puesto el listón en el monte Everest.

Paulino ha agotado un año sin precedente para atleta olímpico dominicano, varón o hembra. Félix Sánchez sigue en la estrastosfera y puede pasar décadas en ese trono adornado con dos oros olímpico, pero Paulino le ha pasado en ese segundo lugar que se disputaban Luguelin Santos, Gabriel Mercedes y Félix Díaz.

Nunca hubo un dominicano que ganara en un año el oro en Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Panamericanos, que se coronara campeón del Mundo y lo ratificara en una competencia homónima como la Liga Diamante. 

Se puede alegar que solo en 1959 el principal certamen de la región bañada por aguas caribeñas y el continental coincidieron el mismo (en Caracas y Chicago) y que, salvo béisbol, para entonces la República Dominicana no tenía atletas de nivel mundialista.

Rozó la perfección

La velocista peraviense  coqueteó con ganarlo todo  en un calendario que la llevó a competir a 11 países en nueve meses, donde sus victorias fueron con holgura, sin necesitar estirar la cabeza por si se requería el fotofinish. 

De hecho, de 20 pruebas individuales que corrió de los 400 metros planos solo en una no cruzó la meta en el primer lugar y fue en esa parada de la Liga Diamante en Polonia donde fue tercera.  

Subida de carga

La temporada arrancó en febrero con una prueba de 100 metros que ganó en Colombia. Entre marzo y abril triunfó en cuatro carreras de 200 metros en Ecuador, en los Juegos Militares y en una de 300 en Puerto Rico.

En mayo debutó en la Liga Diamante en Qatar con un triunfo contundente, en lo adelante repitió podio en reuniones en Los Ángeles y París, en julio hizo parada en El Salvador a buscar su oro en los 400 metros, y además sumó plata en el relevo 4×400 mixto y en el 4×100 femenino.

En agosto tocó el cielo con sus piernas en Budapest, Hungría, cuando se convirtió en la primera mujer dominicana en ganar un Mundial en el campo olímpico.

Se unió así a un grupo selecto de damas dominicanas que pueden alardear haber ganado competencias mundiales como las boxeadoras Dahiana Santana, Katy Pamela Wilson, Oxandia Castillo y Marilín “Cachorrita” Hernández o la bolichera Aumí Guerra, que logró en 20110 y 2011 la Copa QuibicaAMF, la máxima competencia de esa disciplina. 

El cierre fructífero

En septiembre el calendario la llevó a China, donde recuperó puntos en la prueba élite de la World Athletics y cerró con broche de oro en Oregon cuando se impuso en la prueba final de la Liga Diamante, una carrera donde solo cruzar primero le servía para defender su corona puesto que se había perdido tres de las siete paradas de la serie; Italia, Mónaco y Bélgica.

En Chile solo tenía contemplado correr en los 200 metros, dado que era una competencia fuera de fecha, una etapa donde los atletas de élites se encuentran en reposo, recargando para la pretemporada. No tuvo obstáculo para llevarse el metal aurífero en la prueba individual.

Sin embargo, sorprendió al integrarse al relevo 4×400 mixto y su cierre como una gacela fue clave para ese oro. En tierra de Neruda también logró la plata con el relevo 4×400 femenino y el bronce en el 4×100.

Ese Félix Sánchez que dominó a su antojo los 400 metros con obstáculo entre 2001 y 2004 es la única referencia que aparece por encima de Paulino. En ese tramo el Supersanchez logró los títulos del mundo de Edmonton ‘2011 y París ‘2003, los Panam de Santo Domingo y tres veces la Golden League, la competencia que mutó a Liga Diamante.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *