Las autoridades sanitarias de la Franja de Gaza han informado este jueves de la muerte de al menos 10,818 personas, como consecuencia de los bombardeos israelíes sobre el enclave palestino, en respuesta al ataque de Hamás del 7 de octubre.

El Ministerio de Salud de Gaza ha detallado en su último balance que de esos más de 10,800 muertos hay 4,412 niños, 2,918 mujeres y 667 ancianos, mientras que la cifra de heridos ha ascendido hasta los 26,905.

El portavoz del Ministerio de Salud, Ashraf al Qidra, ha denunciado que, en las últimas 24 horas, las fuerzas israelíes han cometido una veintena de masacres, dejando un balance luctuoso de 249 víctimas.

Al Qidra ha señalado también que 2,650 personas siguen atrapadas bajo los escombros, entre las cuales hay unos 1,400 niños, informa la Oficina de Información de Palestina. El portavoz ha recordado que atacar civiles va en contra del derecho y las leyes internacionales, entre ellas las resoluciones de Naciones Unidas.

Por otro lado, la Autoridad Palestina ha cifrado ya en más de 170 los palestinos muertos en Cisjordania y Jerusalén Este por disparos de las fuerzas israelíes y de los colonos desde el 7 de octubre, fecha en la que Hamás atacó territorio israelí, dejando cerca de 1,400 muertos y más de 240 secuestrados.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *