La madre de Sheiyli Yamilet Pérez Camilo, de 25 años,sufre con todo el dolor posible la desgracia de la muerte de su hija, quien perdieron la vida en el río Fula, al cual fueron a celebrar, pero encontraron la muerte al ser arrastradas por la crecida del cuerpo de agua.

Según contó Yoselin Camilo, su hija acostumbraba ir al río Fula y ayer pasó a dejarle su niño para pasarse el día con su esposo en el balneario.

Indicó que había hablado con ella en la tarde y que todo estaba bien, sin embargo, no supo más de ella después de las 7:00 de la noche. Minutos después observó en las redes que el río había crecido y que en uno de los vídeos pudo captar a su hija cuando se soltó de algo que la sostenía ante la corriente.

“Ese fue el rato de la desgracia, mi hija vino a buscar la muerte, ese fue el rato de la desgracia”, expresó Yoselin al decir que su hija quería pasar un rato agradable con su esposo, quien estaba libre del trabajo y ella había culminado sus labores en una pizzería.

Edison Pérez, padre de Sheyli, cuestionó que las autoridades no hayan cerrado el balneario, pese a las lluvias, por lo que entiende debe de haber más control en la zona.

https://resources.diariolibre.com/images/2023/11/08/whatsapp-image-2023-11-08-at-10.43.36-am.jpeg

Sheiyli Yamilet Pérez Camilo mientras se bañaba en el río Fula (FOTO SUMINISTRADA)

Ante la crecida del río Fula, en el municipio Bonao, provincia Monseñor Noel, las autoridades locales han confirmado cuatro fallecidos. Dos de estos aguardan en la morgue del hospital Pedro Emilio de Marchena, mientras que dos esperan el vehículo de la funeraria para ser trasladados.

Hace unas horas los padres de una de las fallecidas, identificada como Sheiyli Yamilet Pérez Camilo, de 25 años, fueron a retirar su cadáver para trasladarlo hasta el sector Los Mina, de Santo Domingo Este.

El cuerpo de Sheyli fue trasladado hacia Los Mina y será sepultada en el cementerio Cristo Salvador de San Isidro, Santo Domingo Este.

Otra de las fallecidas que los familiares retiraron fue identificada como Adomelis Custodio Mota, de 25 años, quien fue trasladada a Constanza, provincia La Vega.

Triste celebración

Esa tragedia también cegó la vida de Yisneidy Yaquil Vásquez, quien salió el martes en la noche a celebrar su cumpleaños 29 junto a su hija Jade, de 13 años, una jornada que en lugar de fiesta, acabó en desgracia, cuando la súbita crecida del río Fula, en el municipio Bonao, provincia Monseñor Noel, les arrebató la vida a las dos.

Los allegados de las fallecidas manifestaron a Diario Libre que ambas habían salido junto a otros familiares a celebrar el cumpleaños de Yisneidy, quien había cumplido años el pasado 7 de noviembre.

Buenaventura Mirabal Almonte, tío de Yisneidy, expresó que el esposo de su sobrina intentó salvarlas, sin embargo, la corriente que llevaba el río era muy fuerte y apenas pudo salir.

«Ella andaba con su esposo, el primo del esposo, solo estaban ellos. Ellos no pudieron salvarlas, porque cuando eso se desbordó, como quien dice, era a lo sálvense quien pueda», manifestó.

Con sus ojos llenos de lágrimas, dijo que esta noticia ha sido «muy grande» para la familia, ya que siempre estaban unidos. Al referirse a su sobrina, manifestó que siempre estaba alegre y junto a su hija. 

Ambas serán veladas en su residencia ubicada en Barrio Nuevo, de Sabana Perdida, en Santo Domingo Norte y sepultadas en el Cementerio Cristo Salvador, de San Isidro, en Santo Domingo Este.

Cuatro muertos y una desaparecida

La Defensa Civil informó que al menos cuatro personas, entre ellas una menor de 13 años, han fallecido debido a la crecida del río Fula en Bonao, ocurrida la noche del martes.

Según la Dirección provincial, un total de 12 personas se encontraban bañándose en el balneario en ese momento. De ellas, siete fueron rescatadas y trasladadas a centros de salud, mientras que cuatro cuerpos fueron recuperados y una persona sigue desaparecida.

Las víctimas fueron identificadas como Jade Contra Vásquez, de 13 años; Yisneidy Yanquis Vásquez, de 29 años; Sheily Pérez, de 25 años; y Adonis Custodio, también de 25 años.

Delfin Antonio Rodríguez Tejada, subdirector de la Defensa Civil, aclaró que la versión de una niña de siete años desaparecida ha sido descartada y que la persona que están buscando «es una señora».

La labor de búsqueda y rescate fue reanudada por 23 miembros de la Defensa Civil a partir de las 6:00 de la mañana. Rodríguez Tejada también mencionó que cuentan con unidades especializadas en aguas rápidas debido a las continuas lluvias en la cabecera del río.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *