Este martes se inició de manera formal la construcción y desarrollo del ciclo combinado de la central termoeléctrica a gas natural de la empresa SIBA Energy , ubicada en el municipio de Boca Chica, provincia Santo Domingo.

Luis Mejía Brache, presidente del consejo de SIBA Energy , dijo que la empresa elevará su capacidad de generación neta de 190 a 260 megavatios, como resultado de la producción de energía suplementaria derivada de la recuperación del calor que escapa de sus turbinas, sin requerir combustible adicional, mejorando así significativamente su eficiencia.

“Esta central de última generación, y demostrada disponibilidad y eficiencia, cuenta con 12 turbinas a gas natural . Se caracteriza por su rápida capacidad de arranque que, combinado con su flexibilidad para operar en bloques, le permiten contribuir al abastecimiento de la creciente demanda de electricidad en la República Dominicana”, indicó Mejía Brache.

Complemento de generación 

De igual manera, agregó que la central complementa la generación de las energías renovables y brinda potencia y energía de reserva ante fallas y mantenimientos programados de otras centrales.  

En la actividad, que fue encabezada por el presidente de la República, Luis Abinader, se explicó que la inversión total en el desarrollo de esta central en sus dos fases supera los 430 millones de dólares.

Proyecto que la fase del ciclo combinado de SIBA entrará en funcionamiento en la primera mitad del 2025, y durante su ejecución estará generando alrededor de 500 empleos directos y 1,200 empleos indirectos.

Mejía Brache destacó que el desarrollo de esta central «es producto de la confianza y el compromiso de los accionistas; del apoyo de las instancias gubernamentales y municipales; así como de los financiadores que han viabilizado los recursos necesarios para hacer realidad esta central que brinda energía flexible, confiable y sostenible a la nación dominicana”.

Además, dijo que con el cierre de ciclo será aún menor la cantidad de dióxido de carbono y óxido de nitrógeno emitidos por megavatio-hora generado, que incluso en su fase de operación actual se mantiene muy por debajo de lo requerido por la normativa nacional e internacional.

“Esta importante inversión evidencia la confianza del consorcio SIBA Energy en la estabilidad económica y en el desarrollo de la República Dominicana. Demuestra, además, nuestro compromiso de contribuir a la acertada decisión del gobierno dominicano de abastecer la totalidad de la demanda de electricidad en el país”, señaló Mejía Brache.

Agregó que para esta fase de cierre de ciclo del proyecto cuentan con aliados fundamentales, entre ellos: la compañía finlandesa Alfa Laval, de destacada trayectoria en brindar soluciones avanzadas para el sector eléctrico y es la encargada de la entrega de 12 recuperadoras de calor de última generación.

Otro socio de gran importancia para el proyecto es Doosan Skoda, empresa destacada en el sector de energía a nivel internacional por sus altos estándares de calidad, será el proveedor de dos turbinas a vapor DST G-20, reconocidas por su confiabilidad y rendimiento superior.  

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *