A juicio de Ramón Pérez Fermín, viceministro de comercio del Ministerio de Industria Comercio y Mipymes (MICM), los países de la región, con muy contadas excepciones, la pandemia adelantó la adopción del comercio electrónico como sustituto del pago en efectivo, del pago presencial.

Tanto consumidores como empresas, agrega, vieron incrementada de manera exponencial, su dependencia de las vías digitales de pago, como un canal para satisfacer las necesidades, que, gracias al triunfo de la integración de mercados y la globalización del consumo, han sido incorporadas mayoritariamente como paso adjunto al aumento de su calidad de vida. 

Dijo que, de manera particular, “en República Dominicana contamos con un sólido marco normativo, que complementado al sector privado han permitido tener un crecimiento sostenido en las transacciones electrónicas, que se puede evidenciar en el aumento del volumen y el monto de dichas operaciones”. 

Agregó que en el 2020 en República Dominicana se realizaron 11,334,632 de transacciones por internet, por un valor total de 28,255 millones de pesos. Mientras, en lo que va del año 2023 ya se han realizado 35,655,414 de transacciones para un monto total de 59,540.8 millones de pesos, superando las 25,726,846 de transacciones de 2022 y proyectando superar los 63,676.4 millones de pesos del mismo año. 

Asimismo, Pérez Fermín indicó que se ha podido consolidar un aumento dramático en la utilización de métodos distintos al uso de efectivo, pasando de 194,884,402 transacciones en puntos de ventas en 2020 a 236,296,839 transacciones en lo que va de 2023, para una variación de más del 21 % entre 2020 y 2023, acompañado a su vez de un aumento en las tarjetas de crédito y débito que pasaron de ocho millones en 2020 a más de 10 millones en lo que va de 2023. 

“Los datos económicos de los últimos años confirman que, en nuestro país, el comercio electrónico ha registrado un crecimiento continuo, debido en gran parte al cambio de patrones de consumo y hábitos de la nueva generación de consumidores, acostumbrada cada vez más a utilizar Internet para informarse y realizar sus compras”, precisó el funcionario.

Transacción remota

Argumenta que, superado ya el lastre de la crisis sanitaria y financiera, la República Dominicana ya ha logrado rebasar los niveles de PIB que tenía antes de esta, mostrando un crecimiento del 12.3 % en el 2021, un 4.9 % en el 2022, siendo la transacción remota parte importante de la reactivación económica.

Por otro lado, Pérez Fermín al hacer uso de la palabra en el marco del XVII Foro Iberoamericano de Agencias Gubernamentales de Protección al Consumidor, que se celebra en el país del 01 al 04 de noviembre, dijo que, al 2023, República Dominicana cuenta con más de 9.75 millones de celulares móviles activos.

De igual manera, dijo que «contamos con 9.61 millones de usuarios de internet. Esta adopción generalizada de los vehículos que permiten acceder a los mecanismos de pago digital viene acompañada de un aumento en el uso de los medios digitales para realizar transacciones de pago».

Nuevas tecnologías

El crecimiento del comercio electrónico, precisó, que está estrechamente vinculado con el desarrollo y la difusión de nuevas tecnologías de la información, así como de las infraestructuras de telecomunicaciones.

En este sentido, explicó que el país ha logrado avances importantes en el desarrollo de competencias digitales en la población y en el uso del Internet, donde República Dominicana, más de un 86 % de la población conectada ocupa ya el quinto lugar de penetración de internet cuando se pone en contraposición con los países de Centro y Suramérica. 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *