El presidente de Irán, Ebrahim Raisí, pidió este domingo en una conversación telefónica al papa Francisco que use su influencia en Occidente para detener la guerra en Gaza, que calificó como “el mayor genocidio del siglo”.

“El presidente apreció la posición del líder católico acerca de la necesidad de un alto el fuego inmediato en Gaza y pidió al papa Francisco, dada su posición en Occidente y recordando los países que apoyan al régimen (israelí), que acelere el cese de estos crímenes”, informó la Presidencia iraní en un comunicado.

Raisí también pidió al pontífice que “explique correctamente la posición del oprimido y del opresor” al mundo.

El mandatario iraní afirmó que la muerte de casi 10,000 personas, entre ellas 4,000 niños, es “el mayor genocidio del siglo” y calificó como crímenes contra la humanidad el bombardeo del Hospital Al-Mamadani o el campo de refugiados Jabalia.

“El bombardeo de la iglesia de Gaza y la destrucción del patrimonio de la nación palestina es uno de los ejemplos de las prácticas de apartheid no solo contra los musulmanes palestinos sino contra otras religiones divinas, que se lleva a cabo con el apoyo de Estados Unidos y varios países europeos”, dijo Raisí.

El presidente iraní consideró que el apoyo al oprimido pueblo de Palestina “es la práctica de las enseñanzas de todas las religiones abrahámicas, incluida el Cristianismo”.

El papa Francisco pidió hoy, «en nombre de Dios», un alto el fuego, en Gaza y que se busquen todos los caminos posibles para que se evite una ampliación del conflicto, en un llamamiento tras el rezo del ángelus en la plaza de San Pedro.

Irán defiende la causa palestina y es un acérrimo enemigo de Israel, país con el que mantiene una guerra encubierta con ciberataques, asesinatos y sabotajes.

Teherán celebró el ataque de su aliado Hamás contra Israel el 7 de octubre, pero negó su participación en el mismo.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *