David Parkinson y cuatro relevistas fueron a La Romana a apagar a una ofensiva que ardía con el madero como los Toros y dieron a los rojos una victoria que los coloca a un paso de volver a jugar en .500.

Parkinson lanzó cinco entradas en blanco de apenas un hit y un boleto, Franmil Reyes remolcó una carrera y los melenudos capitalizaron un error para hacer otra en su triunfo 2-0, el sábado.

Enmanuel Valdez, Aneury Zabala, Alexander Colomé y Jimmy Cordero completaron el trabajo monticular felino, que dejó en solo tres imparables a unos bovinos que habían manufacturado 73 vueltas en sus primeros 13 encuentros.

El triunfo fue para Zabala (1-0), el rescate fue para Cordero (3) y la derrotá para Diógenes Almengó (0-1).

Fue un duelo de pitcheo, un choque que apenas duró dos horas y 39 minutos. Por los derrotados abrió Matt Dermody, que dominó en cinco entradas donde dejó a los melenudos en tres imparables y aunque otorgó cuatro boletos no permitió que le anotaran.

Pero la defensa taurina falló y cometió tres errores, uno de ellos costó una vuelta.

La visita finalmente abrió el marcador y fabricó las carreras que definieron el encuentro en la apertura del octavo capítulo ante Almengó.

Junior Lake negoció boleto, Sandro Fabián bateó hit al jardín derecho que Aneury Tavárez lanzó mal al cuadro y dio lugar a que entrara la carrera. Luego, Abraham Almonte falló con rola al campo corto y Franmil Reyes disparó sencillo al central que llevó al plato el 2-0.

Reyes y Jonathan Guzmán pegaron un par de imparables, cada uno, el caso de este último un doblete. Por los dueños de casa, Tavárez despachó un par de sencillos en cuatro viajes a la goma.

El resultado deja a los escarlatas con marca de 7-8, mientras que los derrotados quedan con 7-7. Ambos equipos vuelven a medirse este domingo cinco de noviembre, pero en el estadio Quisqueya Juan Marichal.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *