Un hombre armado mentiene retenida como rehén a su hija de cuatro años en un coche en una pista del aeropuerto de Hamburgo, que ha tenido que ser completamente cerrado mientras se desplegaba un operativo policial. Las autoridades mantienen contacto con el captor tratando de buscar una salida a la situación.

Todo empezó la noche del sábado cuando el hombre entró a la pista con su coche, tras romper un portón de seguridad, hizo varios disparos al aire y lanzó algunos cocteles molotov que no produjeron daños.

El hombre, según la policía, tiene 35 años y las conversaciones con él se realizan en idioma turco.

Poco antes la madre de la niña había acudido a la policía para reportar un posible secuestro de su hija por parte del padre en medio de una disputa por la custodia de la menor.

La policía ha advertido que sólo se podrá volver al funcionamiento normal del aeropuerto cuando se haya resuelto la situación, que ha afectado a más de 3,000 pasajeros.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *