Los candidatos a la Presidencia argentina, el oficialista Sergio Massa y el libertario Javier Milei, intensifican desde este viernes la campaña en busca de los votos en el balotaje del próximo 19 de noviembre, que permitan a uno de los dos ocupar la Casa Rosada el 10 de diciembre.

Massa viaja por distintas provincias del país en las que mezcla actos institucionales como ministro de Economía con propuestas electorales, en tanto Milei suma pequeños actos a las caravanas que caracterizaron la campaña hasta las generales, en las que montado sobre una camioneta agitaba una motosierra (para recortar el gasto público) y firmaba dólares (por su propuesta de dolarización).

El candidato a presidente por Unión por la Patria viajó este viernes a la provincia de Mendoza (oeste) para presentar el Programa Ciudades Seguras en la localidad de Maipú, donde criticó las propuestas de Milei y a «pocos días para el 19 de noviembre» propuso «un camino de orden en las cuentas públicas» y «pero nunca que sea a costa del bolsillo» de los argentinas.

Massa acudió este jueves a la apertura del edición 38 del Festival de Cine de Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires, donde en un discurso se refirió a la construcción de la identidad cultural argentina a través de la industria cinematográfica.

Esta semana, también viajó a la provincia de La Pampa (centro) donde habló de federalismo en un acto con el gobernador provincial, Sergio Ziliotto, con quien firmó un convenio para destinar fondos para la construcción de viviendas familiares.

Una denuncia penal a Massa por parte de dirigentes opositores puso en relieve que el ministro de Economía violó la ley electoral al anunciar una nueva línea de créditos para jubilados, pensionados y trabajadores en relación de dependencia mediante el organismo previsional estatal, un acto de gobierno con la intención de captar el sufragio dentro de los 25 días antes de la segunda vuelta.

Massa comenzó la semana con el problema de la escasez de combustible en todo el país, que se fue solucionando de a poco luego de que el gobierno liberó las divisas para poder importar el hidrocarburo y estratégicamente dio vuelta amenazando a las petroleras que si el martes no normalizaban el suministro no las iba a dejar exportar.

De hecho, Milei el lunes pasado fue a cargar combustible a una estación de servicio de la zona norte de la provincia de Buenos Aires, y aprovechó para cuestionar la gestión de Massa: «El modelo de la casta siempre termina igual: con escasez o aumento de precios».

El líder de La Libertad Avanza seguirá este sábado con el «Tour de la Libertad» en la provincia de Buenos Aires, al visitar la localidad de San Isidro y la de El Palomar.

Ya el domingo de la semana pasada hizo su primera actividad pública luego de las elecciones generales del 22 de octubre pasado, con una caminata en el barrio capitalino de Villa Ortúzar, en la que habló con vecinos e ingresó a distintos comercios.

Al día siguiente, Milei visitó una fábrica de golosinas, en Buenos Aires, donde dialogó con los operarios y dueños de la empresa.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *