«La muerte sólo tiene importancia en la medida que nos hace reflexionar sobre el valor de la vida» André Malraux

El jueves 2 de noviembre, Día de los Fieles Difuntos, recibí dos noticias que que en este trajinar de la vida y ya con los pasos lentos de los años nos obliga asimilar, el de dos fallecimietos, Pepe Busto y Manuel Mora Serrano.

La de Pepe enlutece al béisbol y al Licey y la de Mora Serrano a las letras.

Y me pregunté varias veces: ¿Por qué se muere la gente buena?

Y encontré la respuesta en Isaías 57: “La gente buena se muere; muchas veces los justos mueren antes de que llegue su hora. Pero a nadie parece importarle el porqué; tampoco se lo preguntan a sí mismos. Parece que nadie entiende que Dios los está protegiendo del mal que vendrá. Pues los que andan por el camino de la justicia descansarán en paz cuando mueran”.

De Pepe Busto jamás olvidaré su trato afable y el mensaje de despedida en el 2011, como presidente  del club Atlético Licey, donde dejó para la inmortalidad estas palabras: «He trabajado como directivo del Licey, con varios de sus presidentes: Emigdio Garrido, Miguel Heded, Monchín Pichardo. Bajo mi presidencia, de seis años,  nuestro equipo conquistó  dos campeonatos locales; una Serie del Caribe,  y llegó a clasificar en 5 ocasiones para series finales y semi finales. Es decir, en cada una de las 6 temporadas, menos en esta última, 2010-2011. No aspiro a otra gloria y honor mayor que ser recordado por haberle servido al Licey siempre, desde distintos cargos, con integridad, amor, desprendimiento y eficiencia”.

Y de Mora Serrano siempre tendré presente cuando en la redacción del vespertino La Noticia me dijo: “Caballo, los periodistas no son noticia”. Se refería a una entrevista a Pedro González donde en la foto figuraba con el Gran Capitán.

Mis condolencias a los familiares de don Pepe y Mora Serrano, dos colosos que la parca nos llevó.

Un día como hoy

1963: Los Tigres de Licey derrotan 4×3 a los Leones del Escogido, donde la “Montaña Noroestana” Guayubín Olivo apantalló su victoria 80 de por vida con 43 reveses.

1977: Pedro Borbón y Carlos Julio Pérez unieron su trabajo monticular para que el Licey blanqueara 4-0 a las Estrellas de Oriente en el primer encuentro televisado desde el estadio Tetelo Vargas a través de Rahintel, canales 7 y 11.

1980: El líder jonronero de Japón, Sadaharu Oh, anunció su retiro. Disparó 868 jonrones.

1984: El lanzador derecho Mike Torrez permitió cuatro hits en 7 innings para conducir al Licey a una victoria 3-2 sobre los Caimanes del Sur.

1988: Los serpentineros Dennis Jones y José Román se combinaron para maniatar a los Azucareros del Este y darle a las Águilas del Cibao un triunfo 6-0. Los Toros conectaron un hit que salió del bate de Bernie Tatis.

2022: Las Aguilas Cibaeñas derrotan 6×1 a las Estrellas Orientales, poniendo su récord en 11-6, a juego y medio de los Tigres de Licey 11-3. Orlando Calixte remolcó dos carreras.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *