República Dominicana se ha consolidado como el principal destino de turismo médico en el Caribe y ocupa el segundo lugar en América Latina, al ubicarse en la posición 19 a nivel mundial, gracias a los 262,902 pacientes que vinieron a recibir servicios de salud en el 2022, quienes gastaron seis veces más que los turistas tradicionales.

Los datos fueron ofrecidos en el Sexto Congreso Internacional de Turismo de Salud y Bienestar que se celebró ayer en el país, un evento que reúne a figuras destacadas del ámbito médico, turístico y financiero, tanto locales como de la región. Durante este encuentro bianual, Alejandro Cambiaso, en su calidad de presidente de la Asociación Dominicana de Turismo de Salud (ADTS), presentó el segundo estudio de Turismo de Salud y Bienestar en el país, en el que se destaca los aportes de dicho segmento del turismo a la economía y sus desafíos.

«Es increíble. El servicio más demandado en el país es el odontológico por la calidad y los precios» Alejandro Cambiaso Presidente de la ADTS

El informe destaca que los visitantes que llegan al país en busca de atención médica gastan seis veces más que el turista promedio. Los turistas de salud gastan un promedio de 7,500 dólares, de los cuales 5,000 se destinan a gastos relacionados con la atención médica, mientras que los restantes 2,000 se utilizan para alojamiento y transporte.

Para levantar la información de este segundo diagnóstico, Cambiaso explicó que se basaron en una investigación primaria, consultas con expertos locales e internacionales, entrevistas y encuestas, además de análisis y procesos de estudio profundos de competencia, con matrices comparativas y de sistematización, debido a debilidades en la disponibilidad de los datos.

Los resultados

Durante el 2022, llegaron a suelo dominicano un total de 262,902 pacientes internacionales, de los cuales 179,085 buscaron tratamientos odontológicos, 40,000 se sometieron a cirugías plásticas, 26,290 a otras cirugías y 17,527 optaron por medicina ambulatoria y preventiva. Estos visitantes representaron aproximadamente el 3.7 % de los turistas no residentes que llegaron al país por vía aérea, cifrados en 7,163,394.

Además de los pacientes extranjeros que viajaron específicamente para recibir atención médica, en los centros de salud se atendieron a 75,845 turistas que tuvieron situaciones de salud durante su viaje de ocio, lo que eleva el total de extranjeros atendidos a 338,747.

3.7 %

Representó la cantidad de turistas de salud que visitaron el país en 2022, para un total de 262,902 pacientes atendidos.

El estudio indica que la oferta de servicios se basa en un 77 % clínicas privadas y 23 % son centros que operan bajo patronato u otros esquemas de administración, con tecnología de vanguardia. Algunos de los cuales cuentan con acreditaciones internacionales, como Joint Commission International (JCI), Accreditation Canada y Accreditation Commission for Health Care (ACHC).

Se identificaron 19 establecimientos en todo el país y se recopiló información de 13 de ellos, lo que representa una muestra representativa del 68 %.

La mayoría de los servicios de turismo de salud se concentran en la región sureste, específicamente en Santo Domingo, Punta Cana y La Romana, así como en la región Norte o el Cibao, en ciudades como Santiago y Puerto Plata.

Retos identificados

De acuerdo con las entrevistas, la calificación del personal médico en el país se considera positiva. Sin embargo, en el informe se consideró necesario fomentar la innovación y establecer un sistema efectivo de recertificaciones médicas para garantizar su actualización constante. En contraste, la calificación del personal técnico y de enfermería se evaluó en un nivel medio-bajo. A pesar de la hospitalidad y calidez dominicana, se evidenció que existen debilidades relacionadas con el dominio de idiomas, la presencia de pluriempleo y el reto de fortalecer sus capacidades resolutivas y tecnológicas.

Dentro de la diversificación que ofrece el sector, se encuentran los facilitadores de turismo médico, casas y centros de recuperación, entre otros actores que también necesitan regulaciones claras para garantizar la transparencia y la calidad de sus ofertas.

Durante el congreso se detalló el panel formación y capacitación del personal, en el que expertos en materia médica y representantes de universidades abordaron los aspectos a mejorar en cuanto la educación superior y las áreas que requiere el sector.

Uno de los retos de mayor impacto es la migración de profesionales capacitados a otras regiones del mundo por falta de oportunidades y bajos salarios.

En ese orden, Tamara Vázquez, directora de la Escuela de Turismo de la Universidad Iberoamericana (Unibe), puso a la disposición del sector fomentar el diálogo para mejorar aspectos educativos en turismo que aporten al servicio de salud y su atractivo.

Ministro dice se frenará el intrusismo en turismo médico

El ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, tuvo a su cargo las palabras de apertura del Sexto Congreso Internacional de Turismo de Salud y Bienestar, en el cual resaltó los avances logrados por el país en esa área y adelantó que se trabaja en la implementación de un “plan maestro” para evitar el intrusismo en ese sector.

El galeno resaltó que ese plan maestro incluirá normativas de calidad, alineación de la sociedad civil, además de garantías de seguridad y ejercicio ético.

“Hemos realizado reuniones entre los ministerios de Turismo y de Salud, hemos revisado acuerdos, marcos normativos y políticas de salud y turismo. Ahora nos encaminamos a elaborar un plan maestro a partir del Plan Nacional de Salud (Plandes 2030) que permita contar con la regulación necesaria en ese segmento de la salud y garantizar un ejercicio apegado a la ética y la responsabilidad”, sostuvo el Ministro.

“Igualmente, nos vamos a enfocar en el estricto control del intrusismo en turismo y salud”, comentó el funcionario.

Asimismo, afirmó que “articularemos la estrategia del destino dominicano como una marca competitiva de salud, turismo y bienestar”.

Agregó que “a principio de diciembre daremos fiel cumplimiento al artículo 2 del decreto 787-21 que impone al Ministerio de Salud Pública y Ministerio de Turismo firmen un acuerdo interinstitucional con participación de varias entidades para formular estrategias tendentes al desarrollo sostenible de turismo de salud y bienestar”.

El también presidente del Gabinete de Salud indicó que “hay que actualizar protocolos y guías, ver los centros de recuperación por cirugía plástica y persistir en la estrategia nacional de salud”.

Rivera dijo que la meta es que la Ciudad Sanitaria Luis Eduardo Aybar tenga toda la capacidad robótica para que sirva como referente en turismo de salud.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *