«Aprende a decir NO, porque cuando usted está jodio, hablando con los postes de luces nadie te ayuda» Anónimo

El 31 de octubre del 2012,  Pascual -Cutá- Pérez, uno de los grandes lanzadores en la historia del béisbol dominicano, fue asesinado en un atraco cuando se encontraba en su residencia en Nigua, horas antes de haber  recibido el dinero de su pensión de Grandes Ligas, lo que fue aprovechado por los delincuentes para cometer su fechoría.

En el béisbol invernal dominicano Pérez participó en 12 temporadas, ocho con las Águilas Cibaeñas y cuatro con los Tigres del Licey.

De una cosa estoy seguro sin temor a equivocarme, Cutá fue un verdadero competidor, con un estilo muy peculiar de perreo cuando subía a la colina de los sustos.

Cutá era un “show man” dentro y fuera del terreno. Hubo un tiempo, lo creas o no, en que la autopista I-285 (una circunvalación que rodea a Atlanta) fue conocida por algo más que el tráfico gracias al pitcher dominicano.

Pues bien, en agosto de 1982, cuando el hainero que acababa de ser adquirido de Pittsburgh, se perdió en el desvío camino a un juego en el antiguo Atlanta Fulton County Stadium.

El mal sentido de orientación de Pérez ayudó a aligerar el ambiente en el club house de los Bravos que se tambaleaba por una mala racha que los vio perder 19 de 21 juegos. Phil Niekro tomó el lugar de Pérez en el montículo y llevó al equipo a la victoria y continuarían ganando 12 de sus siguientes 14 desafíos para hacerse con el segundo título de división del equipo desde que se mudaron a Atlanta en 1966.

Me alegro de poder tener buenos recuerdos con Pascual. Recuerdos divertidos. Fue parte de nuestros mejores años en el periodismo a principios de los 80 y nunca hubo un momento aburrido con Cutá en una entrevista.

Pascual Pérez facturó 44 victorias y efectividad de 2.86, en la pelota dominicana, donde se le considera uno de los lanzadores más dominantes. En la MLB jugó con los Piratas, con quien debutó, Bravos, Expos de Montreal y Yankees. Participó en el Juego de Estrellas de 1983 y al momento del atraco se encontraba enfermo y adicto a la cocaína.

Cutá fue una leyenda de la vida y el béisbol que la delincuencia nos arrebató hace hoy 11 años.

Un día como hoy

1972: La Liga Dominicana de Béisbol (LIDOM) reconoce la franquicia Romana Béisbol Club como miembro de esa entidad, mediante resolución firmada por su presidente Eduardo Read Barreras.

1989: Los Tigres del Licey blanquean 3-0 a los Leones del Escogido con pitcheo de Andy Araujo de 7 episodios donde salió sin decisión permitiendo 3 hits. John Wettleland completó el partido y se anotó la victoria. Fue la quinta blanqueada del campeonato.

1993: Bienvenido Figueroa, de los Leones del Escogido, logra su mejor actuación del campeonato al batear de 5-3, su primer jonrón en la Liga Dominicana contra los Tigres del Licey en el Estadio Quisqueya.

2000: David Ortiz, de los Leones del Escogido dispara su primer jonrón de la temporada y el 11 de por vida frente a las Estrellas en el Estadio Quisqueya en el noveno episodio frente Apolinar García y los Leones ganaron 2-1.

2005: Willis Otañez batea de 3-1 y fija su average en .400, extendiendo a 11 su cadena de juegos seguidos dando de hit.

2006: Tony Batista jonroneó para tres carreras, guiando a las Águilas Cibaeñas a una victoria tres carreras por dos frente a las Estrellas Orientales en San Pedro de Macorís. Fue el tercer cuadrangular del antesalista aguilucho en la campaña y el 28 de por vida, rompiendo el empate con Bob Robertson y colocándose a uno de José Vidal Nicolás.

2022: Los Tigres de Licey derrotan 12×4 a las Aguilas Cibaeñas, donde Emilio Bonifacio disparó su triple de por vida 25 y empató en segundo lugar en el equipo azul con el Gran Capitán Pedro González.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *