Entidades financieras canalizaron en tres días casi la mitad de RD$40,000 millones autorizados por la Junta Monetaria como nueva facilidad de liquidez rápida, destacó hoy el Banco Central de la República Dominicana (BCRD).

El pasado 23 de octubre, la Junta Monetaria autorizó una nueva facilidad de liquidez rápida por 40,000 millones de pesos a ser dirigidos esta vez a los sectores construcción, manufactura, exportación y agropecuaria.

De estos recursos, al 26 de octubre, el sistema financiero ya había canalizado unos 18,614 millones de pesos, indicó el BCRD en un documento que compartió a la prensa titulado «Página Abierta, foro de artículo de opinión de los técnicos del Banco Central de la República Dominicana».

De acuerdo con el documento, la nueva facilidad viene a complementar la serie de estímulos que ha aplicado la autoridad monetaria a la economía para su reactivación, impactando su crecimiento luego de una serie de efectos negativos por circunstancias principalmente internacionales.

Sobre las medidas monetarias el informe indica: «Estas medidas han incluido una reducción de la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 100 puntos básicos hasta 7.50 % anual y la provisión de liquidez por medio de la liberación de encaje legal y de la Facilidad de Liquidez Rápida que han hecho posible la canalización de 126,000 millones de pesos en préstamos a los sectores productivos y los hogares a través de los intermediarios financieros, en su mayoría a tasas de interés no superiores del 9 % anual».

Puntualizaciones sobre los resultados preliminares de la economía

En el documento, el departamento de Cuentas Nacionales y Estadísticas Económicas del BCRD resaltó algunas puntualizaciones sobre los resultados preliminares del sector real de la economía y del mercado laboral durante este corriente 2023.

«Ante el nuevo contexto de condiciones monetarias y financieras más favorables y con una mayor ejecución y eficiencia en el gasto de capital por parte del gobierno, la economía dominicana ha iniciado un proceso de recuperación», dice.

En ese tenor, las cifras preliminares del Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE) registraron una expansión interanual de 3.1 % en septiembre y de 2.6 % en julio-septiembre del presente año, al compararse con el mismo período del año anterior, destacándose como las tasas más elevadas del presente año.

La variación acumulada se registró en 1.7 % en el periodo enero-septiembre de este 2023.

Apunta que: «Lo anterior indica que el mecanismo de transmisión de la política monetaria, el cual opera con rezagos y que pueden extenderse hasta más de un año, se encuentra actuando y se espera que la actividad económica continúe dinamizándose hasta regresar a su ritmo de crecimiento potencial, lo cual se contempla ocurra en el próximo año 2024″.

Los sectores de mayor desempeño

El foro de artículos señala al sector construcción como uno de los de mayor dinamismo, al expandirse en 9.5 % en septiembre, comparado con igual mes del año anterior.

Al analizar la composición de la variación del producto interno bruto (PIB) por actividad, se observa que la construcción, sector de gran efecto multiplicador en el resto de la economía y que ha recibido recursos de las facilidades monetarias a septiembre por 12,300 millones de pesos y de aproximadamente 11,000 millones en octubre por las nuevas medidas mencionadas, tuvo buen desempeño al tercer trimestre de este año.

El sector pasó de registrar variaciones en su valor agregado real de -4.7 % en el primer trimestre del corriente año y de -0.4 % en el segundo trimestre a un incremento interanual de 5.5 % en julio-septiembre, apunta el documento oficial.

Asimismo, registró el segmento de hoteles, bares y restaurantes con una expansión de su valor agregado de un 10.9 % al noveno mes de este año. En ese sentido, la llegada de pasajeros no residentes y la recepción de cruceristas alcanzó 7,630,933 visitantes, con una tasa de ocupación hotelera de 75 % en el periodo enero-septiembre.

En otro orden, la inversión extranjera directa alcanzó 3,369.5 millones de dólares en enero-septiembre, para un crecimiento interanual de 3.9 %. «Este flujo de recursos, destinados en su mayoría a energía, turismo y comercio, muestran una vez más la gran confianza de los inversionistas extranjeros en el país», expresó el equipo de técnicos.

Proyectan que para el cierre de 2023 se proyecta un flujo de inversión extranjera directa que estaría superando los 4,300 millones de dólares, que unido a los 10,000 millones de dólares que se esperaría ingresen por concepto de remesas, ambos rubros estarían contribuyendo al incremento de la demanda interna, es decir, al consumo y la inversión.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *