El Gobierno de Estados Unidos puso en marcha este jueves desde el puerto de entrada de San Ysidro, en California, una nueva operación de alcance nacional contra el tráfico y el suministro ilegal de fentanilo y otras drogas sintéticas.

El titular interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Troy Miller, dijo al presentar la Operación Apolo que su agencia eligió para lanzar la iniciativa la garita de San Ysidro, condado de San Diego, porque el puerto de entrada realiza el 47 % de las incautaciones de fentanilo en la frontera con México.

Miller dijo que la nueva operación es una “actualización de estrategias anteriores que se han construido” contra el tráfico de drogas, y “se apoya en tecnología y en agencias del orden”.

A la presentación asistieron los alguaciles de los condados del sur de California, que participarán junto con agencias federales en la operación bajo coordinación de la CBP, que tiene “una posición única para detectar, identificar e incautar drogas ilícitas que ingresan al país y evitar que estas sustancias mortales ingresen a nuestras comunidades y cobren vidas”, dijo Miller.

“En 2022, más de 107,000 estadounidenses murieron por sobredosis, la mayoría de ellas por fentanilo. Nuestra responsabilidad es preservar la seguridad pública”, añadió.

La directora de la garita de San Ysidro, Marisa Marín, dijo a EFE que el operativo será “un esfuerzo renovado y sostenido en asociación con otras agencias del orden contra el tráfico de precursores y fentanilo”.

Explicó que “el año pasado en la frontera de San Diego fueron incautadas más de 9,000 libras (4,082 kilos) de fentanilo, y este año conservamos esos mismos índices”.

La funcionaria dijo que la operación “va a incrementar la vigilancia contra el tráfico de fentanilo, pero esperamos que no afecte los tiempos de espera” para cruzar la frontera desde la ciudad mexicana de Tijuana.

El puerto de entrada de San Ysidro es el más transitado en el hemisferio occidental, con un cruce diario a California de más de 50,000 conductores y hasta 35,000 peatones en promedio, de acuerdo con cifras de la CBP.

El alcalde de la ciudad de San Diego, Todd Gloria, reconoció la importancia de que la Operación Apolo se inicie en San Ysidro.

Dijo que hace apenas unos años en la ciudad de San Diego se registraron tres muertes por sobredosis de fentanilo, y este año ya van 410, mientras que en todo el condado se registran ya 800 muertes por sobredosis de esa droga. 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *