El ejército de Irak y fuerzas kurdas peshmerga se enfrentaron brevemente el domingo, parte de una disputa por el control de un puesto militar estratégico, lo que dejó tres muertos, informaron las fuerzas armadas iraquíes.

La disputa giró en torno a quién controla los tres puestos vacantes, que solían estar en manos de extremistas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en turco). El episodio representó una nueva tensión en la frágil alianza entre el ejército iraquí y las fuerzas kurdas peshmerga —término kurdo para referirse a sus combatientes que portan armas— en la región semiautónoma kurda dentro de Irak.

Yahya Rasool, portavoz militar iraquí, no identificó a los tres muertos, pero sí dijo que otras siete personas resultaron heridas en la disputa.

El PKK anunció el jueves que dejaría los puestos, bajo el argumento de lo que dice ha sido una reducción en la amenaza del grupo Estado Islámico en la zona. Había mantenido la posición militar desde 2014, durante la guerra global contra el organismo extremista.

A menudo Turquía lanza ataques contra blancos en Siria e Irak que cree están relacionados con el PKK, un grupo separatista kurdo que ha protagonizado una insurgencia contra Ankara desde la década de 1980. En tanto, las agencias de seguridad de Irak siguen combatiendo a células inactivas del grupo Estado Islámico.

Rasool dijo que el primer ministro iraquí ordenó formar una comisión de alto nivel para investigar el incidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *